Parlamento británico rechazó otra vez el acuerdo por "brexit"

Ajustar Comentario Impresión

El jueves podrían votar para definir si solicitan a la UE que retrase la salida.

Esta última enmienda, conocida como el compromiso Malthouse, indicaba asimismo que el Gobierno debería entonces acordar una especie de periodo de transición que se alargaría hasta diciembre de 2021.

La moción que se votará este jueves fija el 20 de marzo, un día antes de la próxima cumbre comunitaria, como límite para aprobar el texto. El miedo a esta opción (que puede facilitar otro referéndum o la revocación del Brexit) puede hacer que los euroescépticos de su Partido Conservador y del Partido Unionista Irlandés acaben respaldando el pacto de May, parece ser el cálculo de la primera ministra. "Como los 27 Estados miembro tienen que estar de acuerdo para aceptar esta petición, la desunión de Reino Unido ha colocado al país en una posición muy débil frente a la UE", opinan.

Esto significa que Reino Unido celebrará elecciones europeas el 26 de mayo, "y no creo que ese sea el resultado deseado" por los diputados, ha añadido, urgiendo a la Cámara de los Comunes a "afrontar las consecuencias de las decisiones que ha tomado".

La Cámara de los Comunes no quiso ratificar el acuerdo por 391 votos contra 242, el cual daba garantías adicionales a al texto que no pudo ser aprobado en enero pasado, donde se planteaba que el mecanismo para evitar una frontera en Irlanda del Norte no tendrá carácter definitivo.

En tanto, desde la Comisión Europea manifestaron que, de ser necesario, la Unión Europea (UE) está dispuesta a "examinar" una solicitud "motivada" de aplazamiento de la fecha del Brexit.

"El gobierno logró cambios jurídicos vinculantes que fortalecen y mejoran el acuerdo de salida de la UE y la declaración política que lo acompaña", declaró en Londres a la prensa David Lidington, ministro de Estado en el gabinete de la primera ministra.

A May le tomó casi dos años construir el acuerdo, que ahora su propio partido ha rechazado.

Cosas que tal vez no sepas de Theresa May.

La salida de Reino Unido está prevista para el 29 de marzo con o sin acuerdo salvo si Bruselas concede el tiempo de prórroga. "Prolongar esta negociación para hacer qué, puesto que la negociación sobre el artículo 50 está terminada", indicaba durante un debate en el Parlamento Europeo. En su opinión, Reino Unido debe decir qué quiere para la relación futura con la UE, "cuál es su línea clara (.) incluso antes de una decisión sobre una eventual extensión". (.) La UE querrá saber cuál es el uso que queremos dar a esa extensión.

En ese sentido, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha advertido de que Londres deberá aportar una "justificación razonable" para esa extensión. "El 21 de marzo no hay mandato parlamentario para nada". De este modo, el Ministerio de Comercio del Reino Unido ha señalado que aproximadamente el 13% del valor de sus importaciones seguirá sujeto a aranceles, incluyendo la imposición de gravámenes o cuotas sobre carnes de vacuno, cordero, porcino y algunos productos lácteos con el fin de apoyar a granjeros y productores que históricamente se habían beneficiado de los aranceles aplicados por la UE a estos productos. Si la diferencia de votos supera los cien escaños, el futuro de este Acuerdo y el de May quedarían en el aire.

Comentarios