Mauricio Macri pide al G20 "promover el diálogo pese a las tensiones"

Ajustar Comentario Impresión

El presidente Donald Trump y el mandatario chino Xi Xinping se vieron las caras este sábado al finalizar el G20 en el Palacio Duhau, en lo que fue uno de los momentos esperados de la cumbre en Buenos Aires, marcada por graves divergencias entre las mayores potencias.

El presidente Xi, en un maravilloso gesto humanitario, acordó calificar al Fentanyl como una Sustancia Controlada, lo que significa que las personas que vendan Fentanyl a Estados Unidos estarán sujetas a la pena máxima que rige en la ley china.

Piñera dijo que espera que en esta cumbre, Estados Unidos y China le den una buena noticia al mundo entero.

Poco antes, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que el Gobierno es "optimista" en que se "pueda expresar un consenso en relación a las cuestiones de comercio" en el documento final de la Cumbre de Líderes del G20. Luego de saludarse y posar por algunos segundos para los medios, Trump se despide de Macri y abandona el lugar.

Finalmente, Macri dijo que durante la gala en el Teatro Colón se quebró "al ver el orgullo de los artistas" y destacó que todos los mandatarios quedaron "maravillados con de que estábamos mostrando".

Vázquez se reunirá con el primer ministro de Japón y espera confirmar el ingreso de carne uruguaya a ese mercado
Cumbre del G20 comienza con llamado a la cooperación internacional

China se comprometió a colaborar para corregir el desequilibrio comercial entre los dos países y comenzará de inmediato a adquirir productos agrícolas estadunidenses, según el texto.

"Después de tantos años de despilfarro, nos toca construir desde este lugar, cada cosa que construimos nos consolida más, pero todavía falta, necesitamos bajar impuestos, tener un presupuesto más sano, con infraestructura consolidada", sostuvo el jefe de Estado.

Trump también resaltó que con Macri se conocen "hace mucho tiempo", desde la década del 80, cuando participaron de tratativas comerciales en la ciudad de Nueva York.

Trump había dicho que si las conversaciones en Argentina no tuvieran éxito, llevaría a cabo un plan para imponer aranceles de entre el 10 y el 25% a los restantes US$267.000 millones de exportaciones anuales chinas a Estados Unidos.

"Estamos trabajando muy duro".

Comentarios