Estados Unidos planea retirar a la mitad de sus tropas en Afganistán

Ajustar Comentario Impresión

"Estado Islámico no ha desaparecido del mapa, ni tampoco sus raíces, hay que vencer militarmente de manera definitiva los últimos reductos de esta organización terrorista", dijo por su parte la ministra francesa del Ejército, Florence Parly. "Esa decisión se tomó sin ninguna consulta significativa con los israelíes o planes para explicar o mitigar cualquier efecto negativo, fundamentalmente un mayor acceso de Irán a partes de Siria a las que no pueden entrar ahora debido a la presencia de militares estadounidenses".

Pero quizás el principal motivo del repliegue lo dio el propio gobernante norteamericano en su cuenta de Twitter, y tiene que ver con su defendida política de Estados Unidos primero, la cual representa una agenda nacionalista que le ha provocado críticas a nivel nacional e internacional. Los medios de comunicación de Estados Unidos hablan de un proceso de 30 a 100 días, pero ningún oficial militar se ha aventurado a dar una fecha y plazo exactos.

Trump había asegurado durante su campaña electoral que la presencia de Estados Unidos en Oriente medio suponía un gasto enorme.

El régimen chiíta de Irán también ha respaldado enérgicamente a Asad, a diferencia de Turquía. "Estados Unidos sigue comprometido con la destrucción permanente del ISIS y otros grupos terroristas en Siria y en todo el mundo", dijo a los 15 países reunidos, según las declaraciones recogidas por Reuters. El general Mattis entendía esto. Tres presidentes de Estados Unidos se han comprometido a llevar la paz a Afganistán, ya sea agregando o retirando tropas, llegando a un acuerdo con los talibanes o enfrentándolos, y luchando para combatir la corrupción generalizada en el gobierno.

"Un retrato completamente diferente " Derechos de autor de la imagenAFPImage captionCon la captura de Hajin, el 14 de diciembre pasado, el grupo que se hace llamar Estado Islámico perdió su último bastión en Siria. ¿Pero significa esto que está completamente derrotado?

Mattis expresó, además, su creencia de que EE UU debe ser "resuelto y no ambiguo" a la hora de tratar con "aquellos países cuyos intereses estratégicos están en tensión creciente" con Washington, como Rusia y China.

Netanyahu ha tenido cuidado en no criticar a Trump personalmente.

Con la dimisión de Mattis, la gestión de Trump se ha visto sacudida con 22 renuncias en la Administración.

Graham, miembro del Comité de Servicios Armados del Senado, dijo a los reporteros que quería escuchar directamente del secretario de Defensa Jim Mattis en esas audiencias.

Comentarios