Elecciones Andaluzas 2018: así hemos vivido la jornada electoral

Ajustar Comentario Impresión

En el supuesto de conseguir los votos de Ciudadanos (C´s), con sus 21 escaños, tampoco lograría la mayoría, se quedaría en 54 votos, a uno de la mayoría.

Ábalos ha hecho hincapié en que el PSOE no solo ha sido el partido más votado en Andalucía, sino también en el 80 % de los municipios, por lo que ha reivindicado que le corresponde -como ya ha anunciado que va a hacer Díaz- liderar el proceso de diálogo con las otras fuerzas políticas para encontrar una solución de gobernabilidad.

Hasta las 14.00 horas, había votado un 29.93% de los andaluces, mientras que en las elecciones de 2015, el porcentaje de votantes que depositó su sufragio en las urnas hasta esta misma hora ascendía al 33,94%.

Los expertos creen que el paisaje que dibujan los resultados en Andalucía ha llegado para quedarse, con la fragmentación política y una creciente polarización, especialmente sobre la organización autonómica y la inmigración.

La entrada en tromba de la ultraderecha en el Parlamento de Andalucía ha pulverizado todas las expectativas y posibilitará que una probable coalición de Partido Popular, Ciudadanos y VOX desbanque al PSOE del poder, que ha gobernado ininterrumpidamente 36 años la comunidad autónoma más poblada de España.

La coalición que encabezan el tándem Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo, líderes de Podemos e IU, se presenta a los comicios andaluces como nuevo actor político con el objetivo de ser la alternancia al PSOE-A, de acabar con su hegemonía, y de frenar a la derecha, al PP y Ciudadanos (Cs). Una eventual alianza de las tres formaciones de derecha les permitiría sumar 59 escaños, cuatro por encima de la mayoría absoluta. El sondeo de NC Report augura una victoria del PSOE-A con entre 41 y 43 diputados y un 34,5 por ciento de intención de voto -0,9 puntos menos del 35,4% logrado en 2015-, seguido del PP-A, que con un 22,3 por ciento de votos -4,4 puntos menos que en los anteriores comicios andaluces- lograría entre 26 y 29 diputados.

Con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, este escenario sentaría muy mal a los compañeros de escaño de Ciudadanos en Bruselas, cuya punta de lanza es la lucha contra la extrema derecha. Por primera vez en 40 años, los socialistas podrían perder la Junta de Andalucía y ya son muchas las voces que han empezado a pedir responsabilidades. "Si logra presentarse a la investidura, habrá ganado una batalla importante incluso perdiendo la votación, ya que unas nuevas elecciones estarían más cerca".

Liderada por Santiago Abascal, un exmilitante del Partido Popular (PP), la formación venía última en todas las encuestas, que apenas le daban la posibilidad de llegar al Parlamento regional con un escaño.

Esta convocatoria electoral es la primera que afronta como presidente el líder socialista Pedro Sánchez, tras la moción de censura contra Mariano Rajoy (PP), que lo llevó a la Presidencia el pasado mes de junio.

Y el presidente nacional del mismo partido, Pablo Casado, celebró el "resultado histórico" del final de la mayoría de izquierda, afirmando que el PP tiene un "mandato inequívoco".

"Pero he ganado", ha recalcado tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A.

Una cuestión clave es si C's pactaría con Vox, pues el principal valedor de la formación liberal en Europa es el presidente francés, el liberal Emmanuel Macron, cuyo gran enemigo interno es el ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen.

Comentarios