Dodgers lo gana en la decimo octava

Ajustar Comentario Impresión

El día de descanso en la competición del Clásico de Otoño de las Grandes Ligas permitió a los Medias Rojas de Boston y los Dodgers de Los Ángeles recuperar fuerzas físicas y sobre todo trabajar en las estrategias de cara a afrontar lo que resta de la serie después de haberse disputado dos partidos al mejor de siete. "El día que las organizaciones tomen más en cuenta a los latinos, y no los vean sólo para cumplir con esa cuota racial, seguramente tendrán a más candidatos capaces para poder dirigir a sus equipos”. No nos rendimos", declaró un conmovido Muncy.

Cuando se abría la décima tercera entrada, un pasporte a Brock Holt adelantaba a los Medias Rojas de Boston 2-1 y todo parecía que los patirrojos ganarían.

Cora, de 43 años, se convirtió recientemente en el primer mánager latinoamericano que llega a una Serie Mundial en sus primeros trajines como capataz. "Y al final pagamos el precio".

El jonrón de Muncy se produjo con las bases limpias contra el derecho Nathan Eovaldi, quien estaba trabajando en su séptima entrada. Max Muncy amenazó con convertirse en el héroe en la baja de la 15, pero su batazo cayó en terreno de foul por centímetros y ahogó el grito de la fanaticada local.

Ambos dirigentes se vieron forzados a utilizar nueve lanzadores cada uno, y a todos sus jugadores de posición.

El trepidante duelo incluyó 18 lanzadores, 27 jugadores de campo y nunca antes un partido de la Serie Mundial había superado los 14 innings.

"Era una victoria obligatoria para nosotros".

En aquella edición contra Yanquis, los californianos se encomendaron a un novato como lo harán hoy contra Red Sox cuando suba Walker Buehler al montículo.

Sin embargo, en el octavo capítulo Jackie Bradley Jr. igualó la pizarra con otro bambinazo. Fue la carrera número 37 (de 69) que Boston anota después de dos outs en la actual postemporada.

La victoria fue para el zurdo Price (1-0), su segunda en 13 aperturas de postemporada.

El cuarto juego se disputará el sábado y está previsto que Rich Hill funja como abridor para los Dodgers.

No obstante, Porcello bateó.429 (7-3) con dos dobles y tres impulsadas en la temporada del 2018 y tiene ocho hits y cinco impulsadas en 39 turnos en su carrera.

Con dos a bordo, el veterano no la desaprovechó, conectando una línea de jonrón por encima del monstruo verde del jardín izquierdo para empujar las últimas tres vueltas de los Medias Rojas en su victoria 8-4 sobre los Dodgers.

Luego, la historia compensaría a los Dodgers y levantaría la moral de Julio Urías, pues con dos hombre en base y un apretado juego a su favor (2-1), el siempre polémico Yasiel Puig 'cazó' un lanzamiento del pitcher de los Cerveceros, Jeremy Jeffres, para depositarla del otro lado de la cerca, y poner el definitivo 5-1. El puertorriqueño Enrique Hernández de 3-1.

Comentarios