Ordenan la evacuación de las zonas costeras de Miami — Huracán Irma

Ajustar Comentario Impresión

Después de alcanzar en la noche la categoría 5, la más alta de la escala que mide la intensidad de un huracán, Irma bajó a categoría 3 con vientos de hasta 205 km/h.

Justo antes de las 5 de la madrugada EDT del viernes, el huracán tenía su centro unos 90 kilómetros (55 millas) al noroeste de la isla de Great Inagua y 795 km (495 millas) al sureste de Miami. En las últimas seis horas entre las 8 am y las 2 pm la estación meteorológica de Pinares de Mayarí, Holguín, registró 86 mm; Palenque de Yateras, Guantánamo, 71 mm y Velazco, Holguín, 62 mm.

Irma llegaría a Florida el sábado o el domingo, convirtiéndose en el segundo gran huracán que golpea al territorio continental de Estados Unidos en igual cantidad de semanas. "Partes de Florida estarán sin luz días, si no más". No obstante, desde ayer miércoles han comenzado las evacuaciones y desde hoy se han suspendido las clases en las escuelas públicas de Miami-Dade.

Así lo informó el alcalde Carlos Giménez durante una rueda de prensa en el centro de emergencias de Doral, en Miami.

En Carolina del Sur se prevén fuertes vientos con lluvias y posibilidad de inundaciones en ciertas áreas.

El gobernador ofreció además todas las garantías y ayudas para evacuar, entre ellas escoltar los tanques de abastecimiento de gasolina por parte de la Patrulla de Carreteras de Florida.

Una persona murió en la isla de Anguila y los caminos estaban bloqueados.

El hospital, que había sido previamente evacuado, perdió sus puertas y quedó inundado por el agua.

El NHC indica que el núcleo del Irma se moverá hoy entre las islas centrales del archipiélago de Bahamas y la costa norte de Cuba. Aún no se conocen los daños. Se esperaba que la tormenta llegue a los Cayos de Florida el domingo por la mañana antes de subir hacia la costa del estado en el Golfo de México. Las autoridades floridanas emitieron hasta el momento órdenes obligatorias y voluntarias de evacuación que afectan a unos 6,3 millones de personas, lo que lo convierte en el mayor esfuerzo de evacuación por un huracán en la historia del país.

El director de la agencia estadounidense de gestión de emergencias FEMA, Brock Long, también instó a la población a abandonar las zonas de riesgo. Incluso el Presidente Donald Trump llamó a ser "prudentes y permanecer en lugares seguros".

"Todos los puertos de Florida están operativos y pueden aceptar envíos de combustible". Aerolíneas como American o Delta han aumentado su frecuencia de vuelos y plazas en Florida para facilitar la evacuación antes de que cierren los aeropuertos.

Distintos condados del estado realizarían evacuaciones según la ruta del huracán. Irma podría ser incluso peor. El 95% de Barbuda, golpeada por el ojo del tifón, quedó arrasado. Un surfista también falleció en Barbados. En estas tres islas todavía continúan los trabajos en buscar de cadáveres.

Mientras Florida se prepara para la llegada de Irma, en algunas islas caribeñas la destrucción causada por el huracán es patente.

En ese sentido, el ministro del Interior francés, Gerard Collomb, precisó que ocho personas fallecieron y 23 resultaron heridas en San Bartolomé y en Saint Martin.

Comentarios