Se eleva a 30 la cifra de muertos

Ajustar Comentario Impresión

La primera ministra británica Theresa May ordenó el jueves una investigación oficial para esclarecer lo sucedido.

En una breve declaración a la BBC desde su residencia y despacho oficial de Downing Street, nada más regresar del lugar, May dijo que "es necesario asegurarse de que esta terrible tragedia se investiga adecuadamente" para poder llegar "al fondo" de lo sucedido.

Una de las víctimas murió en el hospital y el resto en el edificio. "Los servicios de emergencia me han dicho que la manera en que el fuego se propagó y prendió el edificio fue rápida, feroz, inesperada", afirmó la jefa del Ejecutivo tras departir con efectivos de la policía y la Brigada de Bomberos.

El comandante de la Policía Metropolitana, Stuart Cundy, descartó que el incendio en una torre de departamentos en esta ciudad haya sido un ataque terrorista y confirmó que el número de personas fallecidas ascendió a 17 y "tristemente creemos que va a incrementar este número".

"Los pisos más altos son los más difíciles y podría tomar semanas".

La mayoría de las personas que viven en la torre estaban dormidas cuando el incendio comenzó antes de las 01:00 hora de ayer, lo cual tomó a la mayoría por sorpresa. Decenas de personas se manifiestan ante el Ayuntamiento de Kensington y Chelsea, encargado del mantenimiento del bloque de protección municipal donde el miércoles se declaró un incendio que ha causado al menos 30 muertos. Los familiares de las víctimas han llenado las redes sociales de descorazonados mensajes, en los que claman por cualquier tipo de información sobre sus seres queridos que aún no han encontrado. La reina Isabel II de Inglaterra envió hoy sus condolencias a los afectados y a sus familias, y agradeció a todos los que ayudaron a los afectados.

Según los medios, expertos han cuestionado el revestimiento del edificio, colocado en 2015, que contenía polietileno y que explicaría la rapidez con que se extendieron las llamas.

Comentarios