"Mis jugadores han sido valientes y han jugado con dignidad" — Dudamel

Ajustar Comentario Impresión

La primera etapa tuvo un claro dominio inglés, pero en la segunda parte Venezuela presionó y acorraló a los europeos, aunque sin eficacia en la definición.

No hubo fiesta. La Vinotinto perdió este domingo ante Inglaterra la final del Mundial de fútbol Sub-20, 1-0, pero el orgullo de los venezolanos por la inolvidable actuación de los muchachos de Rafael Dudamel venció por goleada a la tristeza de la derrota.

Fue un duelo entre dos naciones con niveles muy dispares. Gracias a estos números, Venezuela coronó su mejor participación en la historia de algún torneo mundial de la FIFA. "Y sí, lo vamos a disfrutar, pero viviéndolo con la mayor intensidad, la que se necesita para jugar una final de una copa del mundo y pretender ganarla", dijo. El delantero del Liverpool no hizo contacto limpio y el balón pegó contra las piernas del portero de Venezuela Wuilker Fariñez.

Minutos después Ademola Lookman volvió a exigir a Faríñez desde la media luna del área.

Venezuela se acercó peligrosamente momentos después.

Los dirigidos por Rafael Dudamel reaccionaron pasados los 25 minutos, cuando Ronaldo Lucena ejecutó un tiro libre y su remate se estrelló en el poste.

Pero el gol cambió los planes: Lewis Cook encontró un poco estática la defensa venezolana en una falta, Dominic Calvert-Lewin le ganó a su marcador y marcó la apertura (35', 1-0).

Inglaterra clasificó primera de su grupo -integrado por el anfitrión, Corea del Sur, Argentina y Guinea-.

"Estuvimos cerca", se lamentó Enrique.

Primero lo tuvo Sergio Córdova, quien enfrentó al arquero uno contra uno tras habilitación de Yeferson Soteldo.

Inglaterra casi amplía su ventaja.

De acuerdo a una fuente de Referi, fue Adalberto Peñaranda, futbolista vinotinto, quien comenzó con las provocaciones y también contribuyó a que subiera de tono porque algunos padres estaban ahí.

En el hotel de concentración, jugadores de Uruguay y Venezuela se fueron a los puños.

Comentarios