Lula pidió la renuncia de Temer — Crisis en Brasil

Ajustar Comentario Impresión

Mientras se esfuerza en evitar un desbande de los partidos que integran la alianza de gobierno, Temer se defendió: "Se creó un clima que permea esta entrevista de que va a ser un desastre, de que Temer está perdido; yo no estoy perdido".

El testimonio, parte de la actual serie de pesquisas sobre corrupción en altos mandos del Gobierno y el sector empresarial de Brasil, también revela que JBS pagó miles de millones de dólares en financiamiento ilegal a la campaña de Temer y de predecesores como Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

La Corte Suprema abrió la semana pasada una investigación contra del jefe de Estado tras la petición de la Fiscalía, que sospecha que pudo haber participado en delitos de corrupción, obstrucción a la Justicia y organización criminal.

Este elemento fue citado por el presidente como una prueba de su invalidez.

La titular del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Carmen Lúcia Antunes, en tanto, decidió postergar la votación sobre una apelación de Temer a la apertura de una investigación en su contra por corrupción hasta que se realice la pericia del audio de 38 minutos.

Días antes, Temer había dicho que la grabación de sus conversaciones con el empresario Joesley Batista, "fue fraudulenta y manipulada”".

Derechos de autor de la imagen Reuters Image caption Protestas exigiendo la salida de Temer se registran en Brasil desde que estalló el escándalo, como esta en Sao Paulo.

Temer dijo que hubo "más de 50 ediciones” en el audio que Batista grabó durante una reunión al filo de la noche en la residencia de Temer, donde supuestamente el Presidente daba su presunto aval al pago de sobornos a un exdiputado encarcelado, para comprar su silencio".

En su discurso, el presidente intentó deconstruir la acusación, denunció como corruptos a Joesley y Wesley Batista y punto por punto dio su versión de los hechos, para finalizar diciendo que seguirá en el cargo con la agenda de reformas económicas.

En Río de Janeiro los asistentes se movilizaron hasta la casa de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de los Diputados y quien tiene la potestad de aceptar o rechazar el pedido de juicio político contra Temer.

Comentarios