Hallan restos del Homo sapiens más antiguo del mundo en Marruecos

Ajustar Comentario Impresión

Yebel Irhud es un yacimiento paleontológico descubierto en 1991 y que ha revelado importantes descubrimientos de fósiles humanos, particularmente los restos de un "Homo sapiens" de unos ocho años de edad y que se dató hace 160.000 años. También se encontraron herramientas de piedra, huesos de animales y evidencia de fuego dentro del mismo lugar. Estos tenían 195 mil años de antigüedad.

Para los investigadores, lo más notable sobre estos fósiles es que capturan un momento clave en la evolución. Los rasgos faciales del cráneo parecen de un humano moderno, pero el cerebro es muy alargado y casi arcaico característico de los seres humanos tempranos.

Cada vez hay más pruebas de que el linaje del humano moderno se separó de los neandertales y los denisovanos hace 500.000 años, haciéndonos parientes cercanos más que descendientes directos.

Hasta ahora la mayoría de los investigadores pensaba que los humanos modernos descendían de una población que vivió en el Este de África hace 200.000 años, pero la nueva investigación indica que el "Homo sapiens" se extendió por todo el continente hace unos 300.000 años. Pero, ¿qué pasó en ese desfase de tiempo?

Por ahora, todavía es es desconocido, aunque los investigadores sugieren la posibilidad de que hubo múltiples grupos de homininos, o antepasados humanos, que se superponen y que tuvieron relaciones complejas. Junto con otros restos hallados allí hace tres décadas, pero que no fueron identificados correctamente, este conjunto de fósiles pertenece a por lo menos cinco personas, entre ellas adultos jóvenes, un adolescente y un niño de unos 8 años. Los datos obtenidos durante la investigación permiten además obtener detalles más precisos en términos cronológicos; así, los investigadores alemanes concluyen que la cara de los primeros Homo sapiens ya estaba completamente desarrollada, mientras que la parte trasera de la cabeza era más larga y más parecida a los miembros más antiguos del género homo.

Según la investigación, liderada por el paleoantropólogo francés Jean-Jacques Hublin, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig en Alemania, los homínidos encontrados en Marruecos "representan la fase de evolución más temprana del Homo sapiens". Nuestra especie coexistió con otras especies afines, como por ejemplos los Neanderthal, pero sólo los homo sapiens sobrevivimos.

Comentarios