China y Europa respaldaron el acuerdo tras la salida de EE.UU

Ajustar Comentario Impresión

"Estamos completamente convencidos de que el Acuerdo de París no se puede volver a negociar, ya que es un instrumento vital para nuestro planeta, nuestras sociedades y nuestras economías", indicó el texto. La canciller Merkel en Alemania es una convencida de las energías renovables.

Además de la consternación por este anuncio, la incertidumbre real se traslada a la financiación estadounidense en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que alcanza un 23% del presupuesto total, y su ayuda a los países menos desarrollados, por ejemplo, en el marco de Fondo Verde. Ese sector del gobierno celebró hoy la histórica decisión. "Fuí elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh, no a los de París", indicó ante los medios.Los partidarios de Trump respaldaron su decisión, que cumple tanto su promesa electoral de abandonar el acuerdo climático como su compromiso de poner los intereses estadounidenses por encima de todo.

"El Pacto de París no tiene que ver únicamente para bajar emisiones, sino que tiene que ver con el no gasto de energía de manera innecesaria".

"No hay vuelta atrás en la transición energética". Sus argumentos fueron rechazados por la mayoría de los líderes mundiales que, no obstante, se mostraron confiados en que el acuerdo sobrevivirá.

"Ciertamente no apoyamos la retirada de EE.UU. del Acuerdo de París", subrayó Erwan Monier, investigador principal del programa conjunto del MIT sobre Ciencia y Política de Cambio Global y uno de los autores del estudio referido por Trump.

La referencia a las empresas estadounidenses no es baladí, ya que el septuagenario presidente afronta una fuerte presión interna por su decisión.

Las respuestas no se hicieron esperar y en distintos países del mundo los presidentes alzaron la voz (incluyendo México a través de la cuenta de Twitter de Enrique Peña Nieto que afirmó el compromiso del país con el acuerdo), pero fue particularmente una respuesta la que tiene al mundo detenido. "Justamente países exageradamente industrializados no asumen su responsabilidad ante los problemas climáticos, con la vida y la humanidad", sostuvo el mandatario en declaraciones a la agencia de noticias alemana DPA. Durante la llamada, Trudeau expresó a Trump su "decepción" con la medida. "Nos preocupa el impacto negativo de tal decisión en el diálogo y la cooperación multilateral para el enfrentamiento de los desafíos globales", señaló, por su parte, el Gobieno de Brasil.

Los inmigrantes que trabajan en los jardines, bosques, centros botánicos, campos, desiertos, serían las más afectados por los efectos que ocasionaría dejar de combatir el cambio climático.

Comentarios