Allanan oficias de empresa Graña y Montero tras denuncia de estafa — Chile

Ajustar Comentario Impresión

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile allanó hoy las oficinas del grupo económico de origen peruano Graña y Montero, también vinculado al caso brasileño de corrupción Lava Jato, tras recibir una querella por estafa que asciende a los 16,5 millones de dólares.

De acuerdo a la querella -patrocinada por los abogados Eduardo Picand y Rodrigo Ríos- las maniobras engañosas de los controladores del grupo peruano terminaron con la salida de su compañía y la absorción de ésta por parte de la multinacional.

Este ex dueño de Adexus también habría sido víctima de un perjuicio que bordea los US$50 millones.

Se acusa a Graña y Montero de haber "retrasado y falseado información sobre las condiciones parar acceder a un préstamo intercompañías comprometido", que sería solicitado al Banco de Crédito Peruano, cuando Adexus enfrentaba una mala situación económica.

La diligencia, ordenada por el fiscal de Las Condes Felipe Díaz, concluyó esta madrugada debido a la tardanza que provocó la decisión de Graña y Montero de no entregar de manera voluntaria los antecedentes requeridos, razón por la cual la policía debió solicitar una orden judicial al 4º Juzgado de Garantía de Santiago para poder ingresar al lugar.

Finalmente se indicó que la Fiscalía del país vecino viajará a Perú para más diligencias pero esta vez en las oficinas de Graña y Montero en Lima.

"La información solicitada fue entregada íntegra y oportunamente, con la total colaboración de Adexus".

Aclara, además, que en ningún caso esta diligencia significó un allanamiento general de la empresa "sino que el mero cumplimiento de una instrucción particular, limitada a los correos vinculados al Señor Busso".

Los elementos que se encontraron, detalla La Tercera, fueron documentos "de los servidores para recuperar las comunicaciones de Carlos Busso durante su administración".

Lee más noticias de Economía.

Comentarios