Al Che Guevara lo mandaron a morir a Bolivia

Ajustar Comentario Impresión

Entregando así su vida en la lucha contra el imperialismo y los opresores de los pueblos... el Che Guevara se convirtió en el máximo mito revolucionario del siglo XX.

Desde 1953 viajó por Perú, Ecuador, Venezuela y Guatemala, descubriendo la miseria dominante entre las masas de Iberoamérica y la omnipresencia del imperialismo norteamericano en la región. Al triunfo de la revolución cubana, logrando importantes avances políticos y sociales en ese país.

Sin embargo, su acción no fue comprendida por las masas bolivianas y, aislado en una región selvática en donde padeció la agudización del asma que siempre sufrió, fue delatado por campesinos locales, cayendo en una emboscada del ejército boliviano en la región de Valle Grande, donde fue herido, apresado y, finalmente, asesinado.

Como parte de las actividades conmemorativas por el 89 natalicio del Comandante Ernesto Che Guevara quedó inaugurada este 14 junio, en la Plaza que lleva su nombre, una muestra de 50 instantáneas tomadas por fotorreporteros de Prensa Latina, Agencia de Noticias fundada hace 58 años por el Guerrillero Heroico y el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti.

Ese Che antiimperialista, anticapitalista y anticolonialista, pero también humano y solidario está presente en la Brigada Médica Cubana en Bolivia, en las millones de consultas y en el alma de las más de 700 mil personas operadas de la vista, dijo el jefe de Estado.

Sus restos fueron trasladados a la isla caribeña 30 años después por iniciativa del entonces presidente cubano, Fidel Castro, y en octubre de 1997 fueron depositados en el Mausoleo de Santa Clara, a unos 300 kilómetros al este de La Habana.

Además de recordar el aniversario de su natalicio, en el acto en el Palacio de Gobierno se dará a conocer la Agenda Conmemorativa por los 50 años de la guerrilla del Che en Bolivia.

Comentarios