"The Washington Post" destaca a México como país mortífero para la prensa

Ajustar Comentario Impresión

"Estamos conmocionados por este nuevo crimen, que forma parte de la reciente escalada de agresiones a nuestros colegas periodistas mexicanos, cuya valentía admiramos profundamente", expresaron los integrantes del medio.

"Creemos que un efectivo acceso a la Justicia es fundamental para frenar las agresiones y garantizar el ejercicio del periodismo en condiciones de seguridad y libertad", exponen. El ahora occiso practicaba su labor periodística para el semanario local Ríodoce, mismo del que era cofundador, así como también se desempeñaba como corresponsal para del diario La Jornada.

Por su parte, Francisco Javier Valdez, uno de los hijos del periodista sinaloense, compartió en las redes sociales una carta en la que exige al pueblo mexicano no dejar solo a su padre y recordarlo a través de la exigencia de justicia.

"Este es un llamado al presidente Enrique Peña Nieto, para que exija tanto a la Procuraduría General de la República como a la Secretaria de Gobernación para que se aceleren las investigaciones y búsqueda de los responsables de los asesinatos de decenas de periodistas que han sido blanco de ataques tanto de servidores públicos como de la delincuencia organizada", afirmó el vicepresidente de la ARCNN, Rene Arellano Gómez.

Su muerte generó fuertes protestas de la prensa en México, el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo, según la organización Reporteros Sin Fronteras, y en donde suman más de un centenar de comunicadores fallecidos desde el año 2000.

Entre los firmantes están periodistas y fotógrafos del New York Times, Wall Street Journal, Los Ángeles Times, The Dallas Morning News, Le Monde, Le Fígaro, El País, El Mundo, The Guardian, Economist, Finantial Times, BBC, Univisión, Telemundo, Telesur, Deutsche Welle, Radio Francia Internacional, AFP, AP, Reuters, EFE, DPA, IPS y AL Jazeera.

Posteriormente, tras contactos con Dámaso López y Javier Valdez, se tomó la decisión editorial de manejar la información como si se le hubiera realizado a "una especia de vocero", para darle credibilidad a la nota, dijo Imagen Televisón.

El diario dedicó su primera plana a la noticia del homicidio del periodista, quien cubría temas de narcotráfico en Sinaloa.

Lo que sí se alcanza a percibir, es que a JJVC no lo mandaron asesinar los narcos de Sinaloa, sino algún político involucrado con ellos, así como también que los sicarios ejecutores son elementos de algún grupo policiaco de Sinaloa, a quienes se les ordenó que lo asesinaran con la mayor saña posible, lo cual hicieron fielmente.

Con vestimenta de color negro, en señal de duelo por el asesinato de Valdez Cárdenas, reporteros y fotógrafos colocaron en las escalinatas del atrio de catedral veladores encendidas.

Comentarios