Detenidos por ataque en Manchester "tienen entre 18 y 38 años"

Ajustar Comentario Impresión

Las víctimas mortales identificadas hasta ahora son una niña de 8 años, Saffie Rose Roussos, una joven estudiante de 18, Georgina Callander, y un joven de 26, John Atkinson, todos ellos británicos.

La primera ministra británica, Theresa May, dijo hoy que transmitirá al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la necesidad de compartir inteligencia de manera “segura” y recalcó que el intercambio debe estar basado en la “confianza”.

La ministra el Interior británico, Amber Rudd, afirmó este miércoles que era "muy probable" que Abedi no actuara solo, por lo que se están adelantando investigaciones para determinar quiénes están conectados con el caso.

Ante la posibilidad de que el terrorista formase parte de una célula terrorista, el Gobierno de Londres decidió anoche elevar al más alto el nivel la amenaza terrorista contra el Reino Unido, lo que supone que otro ataque puede ser inminente.

"Vidas jóvenes robadas por el terror" (The Guardian), "Oraciones por los desaparecidos y los muertos" (Manchester Evening News) eran algunas de las portadas ilustradas con fotos de la víctimas.

Seis años después de la rebelión, Libia se hunde en el caos y el grupo del Estado Islámico, que reivindicó el ataque, prosigue su implantación en el país, pese a los reveses sufridos recientemente en Sirte, en el norte.

Hopkins señaló que se trataba de "un hijo de refugiados sirios, quien residía en Manchester".

La policía británica trabaja con la hipótesis de que el terrorista contó con una red de apoyos para perpetrar el ataque.

La Policía británica interroga a once sospechosos -entre ellos Ismail Abedi, hermano del autor-, tras haber detenido a otros dos hombres de 20 y 22 años, respectivamente, la pasada madrugada.

"RIP mi querida hija preciosa linda Olivia Campbell llevada lejos, lejos, prematuramente, ves a cantar con los ángeles y sigue sonriendo".

De acuerdo con el sitio ENews, Ariana Grande, de 23 años, llegó en un avión privado a Boca Ratón, acompañada de su madre, Joan Grande, y su mascota Toulouse.

La policía quiere averiguar cuanto antes si el kamikaze actuó solo o en colaboración con otros.

"Así que es irritante si se divulga por otras fuentes, y he sido muy clara con nuestros amigos que no debe volver a pasar", agregó.

Comentarios