Ariana Grande pone pausa a su gira tras ataque en Manchester

Ajustar Comentario Impresión

Un total de 22 personas murieron y 60 resultaron heridas a causa de la explosión de un paquete bomba por parte del terrorista suicida después del concierto ofrecido este lunes por la cantante estadounidense Ariana Grande.

La primera ministra, Theresa May, confirmó que se trató de un ataque terrorista.

Según la BBC, Abedi nació en Manchester, en una familia de origen libio y tenía al menos dos hermanos, también británicos.

"El trabajo durante toda la jornada ha revelado que no podemos ignorar la posibilidad de que haya un grupo más amplio de individuos ligados al ataque", afirmó la jefa de gobierno al explicar la decisión de elevar el nivel de alerta, que se mantenía en "severo", el cuarto escalón, que indica que "un ataque es altamente probable".

La policía local dijo que cree que Salman Ramadan Abedi, de 22 años, fue el responsable por el peor ataque en suelo británico en casi 12 años, y la primera ministra, Theresa May, sostuvo que otro hecho similar podría ser inminente.

Una de las propiedades donde vivió la familia Abedi en Manchester fue objeto de una redada de la policía el martes
Una de las propiedades donde vivió la familia Abedi en Manchester fue objeto de una redada de la policía el martes. Getty Images

Como John Atkinson, de 28 años de edad, fue identificada la tercera víctima fatal del atentado ocurrido este lunes en Manchester tras finalizar un concierto de Ariana Grande.

Esto forma parte de un plan conocido como Operación Temperer, que contempla el despliegue de hasta cinco mil soldados en las calles de varias ciudades británicas, al igual que en otros puntos claves y eventos multitudinarios como el desdichado concierto de Ariana Grande.

Un hombre encapuchado se atribuyó hoy el atentado de Manchester en nombre del Estado Islámico (EI), al asegurar que "esto es solo el principio", en un vídeo difundido por el experto marroquí en movimientos yihadistas Abdallah Rami.

Luego del atentado en Manchester , la cantante estadounidense escribió en Twitter que estaba "rota", "devastada" y "sin palabras".

Comentarios